Preámbulo a las instrucciones para dar texto al blog

Titular noticias
Pacerse de viento

Preámbulo a las instrucciones para dar texto al blog



Preámbulo a las instrucciones para dar texto al blog

Piensa en esto: cuando te regalan un blog te regalan un enorme infierno florido, una cadena de redes, un calabozo de bits. No te dan solamente un blog; no te regalan solamente ese menudo salpicadero que te ataras a la pantalla y pasearas contigo. Te regalan -no lo saben, lo terrible es que no lo saben-, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de tí mismo, algo que es tuyo, pero no es tu cuerpo, que hay que atar a tu imagen con su link como un otro yo desesperado colgándose de tu mueca. Te regalan la necesidad de darle texto para que siga siendo un blog; te regalan la obsesión de atender a la hora exacta en las vitrinas de las technorati, en el anuncio de google, en la estadística de visitas. Te regalan el miedo al ridículo, de que te lo copien, de que se caiga el interés y se calle. Te regalan tu marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia a comparar tu blog con los demás blogs. No te regalan un blog, tu eres el regalado, a tí te ofrecen para el cumpleaños del blog.

Se generoso escribe en el blog de otro

P.S.
Mientras ando dando bocados al viento recupero una vieja adaptación del genio de Cortazar.

Mas sobre el tema: cortazar , blog
Comentarios
Tu email no se mostrará en ninguna parte
Control Antispam


Último en Pacerse de viento


Powered by iwith.org